Saturday, November 19, 2011

Una reflexión acerca de entusiasmo y emprendimiento.

Ayer presenciaba el cierre de la competencia nacional de diseño Inacap, donde cientos de alumnos de todas las sedes enviaron sus proyectos para ser evaluados por un jurado en el cual yo era el más joven, digo el más joven porque desconozco las experiencias de cada uno, por lo tanto, no puedo decir el de menos o más experiencia. Por qué menciono esto? Y qué tiene que ver con el entusiasmo?. Creo que el entusiasmo es la actitud fundamental en todo estudiante y no por razones obvias, sino mas bien porque el entusiasmo te impulsa a tener experiencias significativas. Ser entusiasta de verdad es tener ímpetu y ganas de que las cosas sucedan de forma positiva, el entusiasmo es un estado de ánimo que te embarga si eres positivo y aunque las cosas no siempre sucedan como esperas debes acompañarte de este estado pensando en disfrutar el camino al emprendimiento, camino que alimentará tu espíritu y no solo la meta, la meta se moverá muchos metros cada día y es muy bueno que así sea.

Para poder recurrir a este estado de ánimo debes emprender en algo que harías gratis y donde el motor de avance no sea tu ombligo, sino mas bien las redes y para formar estas redes, equipos, relaciones de colaboración y patrocinios, necesitas transformarte en la oferta pero de forma esencial y no solo intelectual.

Abrirse a las posibilidades es una habilidad que debes desarrollar para activar el modo sobrevivir, propio de la primera etapa de emprendimiento. En mi caso particular me abrí a la posibilidad de que personas de otras generaciones fueran mis consejeros y derribé prejuicios como "Esta empresa es muy grande para permitir que una persona joven que está empezando los asesore y colabore", (gracias ARAUCO, no es casualidad que estén desarrollando la habilidad de innovar).

Derriben los prejuicios y crean que sucederá en algún momento, porque como mencioné en párrafos anteriores, la capacidad de que te embarguen estados de ánimo positivos permitirá que tu pasión siga viva, la pasión para el recorrido, el camino y no la meta a corto plazo.

Transformarse en la oferta significa hacerse cargo de las preocupaciones del cliente...no vendas servicios o productos!! Haste cargo de la preocupación.

Innova, ¿como puede innovar una persona que es ciega al espacio de preocupaciones humanas? Simplemente no puede porque la innovación se genera en los quiebres de las preocupaciones humanas y no sólo en el producto.

Un gran saludo a los emprendedores anónimos, a las empresas que ven valor en las personas y a los estudiantes entusiastas que no se dejan abatir al primer escollo.

Mario Fuentes Escala.