Friday, May 01, 2009

Aspectos básicos de un sitio web

El diseño de sitio web se refiere a la disposición de los elementos que conforman el sitio, en particular a su apariencia final y todo lo necesario para que un sitio se vea y funcione como lo hace en un navegador web. En esto hay tres elementos básicos a considerar: el contenido, la apariencia y la facilidad de uso. Otros dos aspectos importantes aunque secundarios, son la visibilidad y la gestión de actualizaciones.

El contenido es la razón de ser del sitio; como tal, los demás elementos que lo conforman le están supeditados. Por lo que cualquier elemento gráfico o de programación mantienen como principal objetivo servir a que el contenido se transmita de forma clara al usuario final.

La apariencia es la forma de presentar el contenido al usuario final, es este elemento por el que se logra que la disposición del contenido sea agradable para un usuario, el que le da la personalidad mediante la correcta disposición de sus elementos, y se basa generalmente, en la consistencia de los elementos gráficos, la jerarquía de los botones o links, la armonía y carácter de los elementos que conforman el sitio.

La facilidad de uso es la claridad con la que se presenta la información y la forma en la que el sitio interactúa con el usuario final; se dice que un sitio es de fácil uso cuando la persona que navega en él puede, sin mayor problema, encontrar la información que esta buscando o la retiene de una forma más sencilla. La idea es que el sitio le sea útil y le funcione al usuario.

La visibilidad se refiere a la facilidad con que el sitio puede llegar a alguien que esté interesado en él. Generalmente en cuestión de la relevancia que tiene en los motores de búsqueda, pero también importan la recomendación de sitios que tratan sobre tópicos similares y la divulgación del sitio por otros medios.

La actualización, por otra parte, es lo que hace que la gente regrese al sitio; si bien un sitio puede ser estático y sin cambios en su estructura o contenido, la actualización de la información lo hace más atractivo para que alguien lo frecuente con regularidad, lo mismo sucede con los nuevos tópicos que atraen nuevos visitantes.

Es importante tener en mente a quién va dirigido el sitio, en función de ello se pueden definir mejor los elementos básicos del sitio web.

Apariencia
Funcionalidad
Claridad
Consistencia

Diseño del sitio web

Como comentamos previamente, al hacer una casa la podemos encargar a un ingeniero a un arquitecto o a un maestro o residente de obra, cada uno tiene una forma particular de hacer la casa, por lo que el resultado será diferente en caso de seleccionar a cada uno de ellos.

Al designar a alguien para que desarrolle el sitio tenemos casos similares; así, por ejemplo, los programadores, los diseñadores y los desarrolladores web. Cada uno de ellos tiene una óptica particular y entre ellos hay diferencias que en general son fáciles de identificar. No se trata de hacer menos el trabajo de unos u otros, pues complementando las cualidades de cada uno se neutralizan la mayoría de los defectos de los otros y teniendo en cuenta la fortaleza y debilidad de cada uno de ellos es mas fácil obtener el mejor resultado en cada proyecto.

Un buen programador no tiene necesariamente el mejor de los gustos de diseño pero fácilmente puede poner los elementos en un servidor y así mismo, un diseñador puede disponer visualmente los elementos de un sitio pero la parte de optimización de los recursos puede no ser su fuerte. En medio encontramos al desarrollador web que puede no tener uno de los dos perfiles anteriores pero que puede tener antecedentes en uno u otro y por la práctica cotidiana en la creación de sitios web adquiere un balance que le permite llevar a cabo un sitio haciéndose de los elementos de los que carece por medio de asignación de tareas específicas a otra persona, ya sea subordinados directos o por medio de subcontrataciones.

Al solicitar el desarrollo del sitio a una persona con un antecedente en sistemas es de suponer que la parte de los recursos, optimización de archivos y automatización de tareas estará en buenas manos, pero quizá se sacrifiquen aspectos como la experiencia visual que se puede tener al visitar el sitio.

Por otro lado un diseñador puede hacer verdaderas obras de arte, pero también dejar de lado consideraciones como el peso del sitio, el tiempo de descarga, la facilidad para que un navegador la encuentre, las formas de contacto para los visitantes, entre otras cosas.

Lo ideal es contar con alguien que entienda las necesidades del cliente en todos los aspectos; desde el presupuesto, la capacidad de conexión o de alojamiento del sitio, la identidad corporativa y cómo se traducen, en el diseño del sitio. La navegación, la programación, la forma de administrar el contenido y su actualización son elementos a considerar al desarrollar un sitio. Lo más importante es qué entienda que necesita el cliente, ofreciendo la mejor solución con el presupuesto disponible.


El mensaje y el medio

Al diseñar un sitio web se debe pensar qué mensaje se quiere transmitir y a quién se le quiere transmitir. A partir de eso se pueden satisfacer las necesidades del usuario y, a partir de ahí, las del sitio.

Si se requiere, por ejemplo, un boletín que llegue a muchas personas y que se descargue muchas veces se preferirá que un sitio sea ligero, digamos en formato HTML (Lenguaje Marcado de Hiper Texto por sus siglas en Inglés) solo con texto y sin imágenes. Por otra parte, se puede requerir un sitio que sirva como catálogo de productos y que estos se presenten en forma tridimensional, para lo cual se requeriría de mayor ancho de banda en la conexión del usuario y un mayor nivel técnico por parte del programador.

En medio de las dos opciones anteriores la gama que será optima para un sitio depende de muchas cosas, pero se puede considerar sólo texto para unas partes, o CSS (Hojas de Estilo en Cascada por sus siglas en Inglés) para una rápida y periódica modificación del sitio, o animaciones e imágenes para describir mejor el mensaje que se quiera dar y de ahí una gran variedad de opciones que con el paso del tiempo se seguirán ampliando.

Con esto en mente, cada sitio dependerá de quien tiene un mensaje, de cómo le transmite su necesidad a quien lo va a desarrollar, de los recursos con los que se cuenten y del toque personal que visualmente se le dé. Cada uno de estos elementos define el sitio web y en el proceso se logra un sin número de posibilidades que dan a la WWW su peculiar característica de no tener límites y que cada vez que alguien se acerca al límite, logra alejarlo un paso más.


El contrato de
desarrollo de sitio web

El contrato de desarrollo de sitio web es aquel por el que una persona le encarga a otra la creación de un sitio. Lo importante de tener un contrato escrito es que de esa manera se tiene una referencia en la que se pueden verificar las condiciones en caso de duda o controversia sobre lo pactado.

Es importante que el contrato cubra, de manera clara, los compromisos de cada una de las partes. En una palabra: uno paga y el otro entrega el sitio. Pero no necesariamente una parte sólo tiene que entregar dinero y la otra sólo entregar un sitio terminado; pude suceder que la persona que encarga el sitio deba entregar las imágenes o la información que quiere se incluyan en el sitio; o bien facilitar entrevistas con su personal para que el desarrollador entienda mejor el mensaje que se quiere transmitir; incluso dar acceso a bases de datos o la información del directorio de una empresa. Por su parte el desarrollador del sitio puede entregar el sitio en un servidor o en un soporte físico, con o sin descripción del lenguaje utilizado, en entregas parciales sujetas a correcciones. Estas son algunas de las cosas que pueden generar dudas al momento de estar desarrollando el sitio.

Por eso es sumamente útil una referencia escrita donde se detallen los alcances del papel de cada una de las partes que intervienen en el desarrollo del sitio. Trataremos de cubrir la mayoría de los puntos que pueden surgir al encargar el diseño de un sitio web, entendiendo que cada caso es particular y requiere de soluciones específicas que se adecuen a sus propias necesidades.

"¿Por qué hacer un contrato para desarrollo de sitio web?

Porque es la mejor referencia en caso de cualquier inconformidad entre el dueño del sitio y quien lo hace”.


El precio

La motivación para que alguien haga un sitio web para otro es, desde luego, la retribución económica; aunque solía pensar que era la única el tiempo me ha demostrado que no es así, hay muchas contraprestaciones aceptables para que alguien haga un sitio web, el prestigio, altruismo, intercambios en especie, en fin, aunque motivadores hay muchos, pero en el que nos enfocaremos para lo que nos atiende es un precio en dinero.

El pago se puede pactar de diferentes maneras, hay quienes no trabajan sin un anticipo o quienes no pagan hasta ver una muestra del trabajo. También hay quien no entrega el trabajo sin la previa liquidación de la totalidad del precio pactado y quien solicita un tiempo de gracia. Para cualquier caso se puede dar una solución.

En términos generales hay quienes fijan un precio y lo reciben antes de hacer el trabajo, generalmente esto sucede si el precio fijado es muy bajo y se tiene plena confianza en el desarrollador del sitio. Los desarrolladores que optan por esta opción generalmente lo hacen para que su pago no se sujete a una excesiva revisión del trabajo o que al final se les cancele el proyecto de manera arbitraria. Por su parte quienes optan por dar un pago total al final del trabajo pretenden garantizar la entrega, eliminando el riesgo de una posible diferencia de criterio entre lo que pidieron, lo que esperan del sitio y lo que se les entrega.

El pago puede dividirse en etapas; la primera al solicitar una propuesta o a la aceptación de la propuesta. Posteriormente pagos subsecuentes por entregas parciales, mismos que generalmente están sujetos a pagos a terceros por módulos o funcionalidades específicas y finalmente un pago a la entrega total del sitio. También pueden surgir modificaciones o extensiones durante el desarrollo del sitio y es conveniente prever la forma de liquidar la diferencia.

Descripción del sitio

Lo más relevante del contrato es la descripción del sitio, como hemos visto, una forma es dar una breve descripción, otra es confiar en lo que el desarrollador de buena fe decida entregar (esta no es la mejor opción), y otra, muy práctica, es describir en un documento específico las características del sitio, integrando dicho documento al contrato.

El anexo que describe al sitio puede incluir un apartado en el que se defina la identidad gráfica del sitio. Esta descripción puede aprobarse previamente a la firma del contrato o en el contrato fijarse una fecha para la entrega de propuestas y la aprobación de la final.

Otra parte importante de este documento es la descripción técnica del sitio donde se puede especificar el lenguaje en el que esté programada, las necesidades de espació en servidor, el peso máximo de los archivos, si incluirá bases de datos, herramientas de medición de tráfico, gestores de contenido, hojas de contacto, catálogos de producto, formularios, animaciones y en general cualquier herramienta que se incluya en el sitio.

Algo muy útil para la comprensión previa del sitio, sobre todo para visualizarlo previamente a que exista, es un mapa de navegación en donde se define la estructura general del sitio. Con esto se facilita la jerarquizacíon de la información y se planea la navegación que tendrá el sitio.

También se puede prever una etapa de pruebas con simulaciones o maquetas, de alguna parte del sitio para prever defectos en el diseño global del sitio antes de que se concluya. Con esto se logra corregir errores antes de que sea muy complicado subsanar.

También se puede especificar que el sitio sea compatible con la mayoría de navegadores en el mercado, de preferencia que se diseñe pensando en los estándares que garanticen que el sitio se verá como se diseño en cualquier navegador y en cualquiera de sus versiones. No hay pretexto para imponerle al usuario la carga de usar un navegador específico para ver un sitio.

"La mayoría de la gente sólo quiere entrar, conseguir y salirse”.

Jacob Nielsen




1 comment:

Anonymous said...

Crear Marca: Muy bueno el post coincido en casi todos losp unto de este post, felicitaciones por el blog.