Friday, December 05, 2008

Caso Viña Montes, Aurelio Montes: El Señor de los Vinos

Último Seminario Abierto eClass 2008

Aurelio Montes: El Señor de los Vinos

"Desde siempre nuestra filosofía fue producir vinos de máxima calidad. Un nivel que pensábamos no existía en aquella época" comentó Montes en el último Seminario eClass de este año 2008.

"Si la historia de Viña Montes se cuenta como un sueño, es porque esto empezó realmente como un sueño. Y lo sigue siendo", dijo Aurelio Montes, presidente de Viña Montes en la presentación del último Seminario eClass de este año 2008, cuyo nombre fue "Aurelio Montes: El Señor de los Vinos".

La charla de este jueves contó con la participación del profesor de Innovación Personal, Ignacio Fernández, y como invitado el exitoso enólogo de la Viña Montes.

En esta ocasión, el presidente de la Viña Montes hizo un recorrido por su historia profesional, contando que su pasión por los vinos comenzó cuando era sólo un estudiante de agronomía, donde enganchó fuertemente con los ramos de enología.

Tras salir de la Universidad "postulé a la Viña Undurraga y gané el puesto de enólogo, convirtiéndome en el primer enólogo de esta Viña", comentó Montes. Durante los 12 años que trabajó en este lugar, el enólogo se empapó y fue seducido por este mundo, conociendo el funcionamiento de este negocio.

Tras su paso por esta gran escuela, Montes quiso seguir creciendo. "Al no tener el apellido Undurraga me era imposible seguir avanzando. Por tanto decidí emigrar", dijo el empresario para contar cómo había llegado a la Viña San Pedro.

En este nuevo desafió, la historia fue totalmente distinta a la anterior. Viña San Pedro estaba quebrada, por lo que el empresario conoció la otra cara de un negocio que lo alucinaba. En este lugar se desempeñó alrededor de cinco años.

De esta forma y luego de haber pasado por todas estas escuelas, el exitoso empresario, decidió embarcarse en un nuevo proyecto en 1988 el que dio vida a Viña Montes. Su objetivo era buscar la excelencia y la calidad total de los mostos.

Aurelio Montes, Douglas Murray, Alfredo Vidaurre y Pedro Grand conformaron el equipo fundador que siempre creyó en la elaboración de un destacado lugar para los vinos chilenos de excepción. "Desde siempre nuestra filosofía fue producir vinos de la máxima calidad. Un nivel que pensábamos no existía en aquella época" comentó Montes.

Fue así en cómo se instalaron la Finca de Apalca, en Colchagua, donde comenzaron la plantación en cerros. "Si bien es más fácil plantar viñedos en valles, decidimos cerros ya que queríamos una planta tristona, nostálgica, la cual se esforzara por alcanzar la calidad que necesitábamos".

Sin embargo, no todo fue miel sobre hojuelas. "Nos creímos el cuento" y tras sacar una gran producción de Sauvignon Blanc para vender en Inglaterra, sólo lograron vender un 10% de lo producido. "La ambición nos rompió el saco", reflexionó Montes.

Pero, a pesar de este traspié, salieron adelante y hoy están en 100 mercados mundiales. Con una amplia gama de vinos como Montes Alpha M, la cual es una producción limitada y posee un gran potencial para la guarda, Montes Cherub, que es un experimento de Aurelio con el syrah y el Purple Angel, toda una nueva dimensión del Carmenerè, entre muchos otros.

Finalmente Aurelio resumió las claves del éxito de la Viña Montes en la calidad de su equipo, la relación personalizada con los clientes, una marca fácil de recordar, un buen modelo de cobertura y, finalmente, un diseño atractivo e inspirador.


En la pregunta que le hice al señor Montes acerca de que nivel de importancia consideraba tenía el diseño en el éxito de la viña, respondió textualmente ES VITAL (de hecho ganaron el premio a la mejor etiqueta en una oportunidad), sin embargo no está mencionado como un pilar en el desarrollo de las organizaciones y los productos, (como si lo es en Viña Montes). Hay empresas que pagan millones en fee mensual a las agencias (las cuales prestan malos servicios y hacen siempre lo típico aunque a veces un poco mas bonito dejando contento el capricho del gerente). Con esos mismos recursos una empresa podría ser capaz de desarrollar un departamento de diseño y comunicaciones con profesionales que estarian TODO EL DIA PENSANDO COMO AGREGAR VALOR Y COMUNICACIÓN EFECTIVA A LA EMPRESA.


Saludos.

Mario Fuentes.


No comments: