Thursday, October 16, 2008

15 Hábitos Horribles de clientes y cual debería ser el enfoque.



A continuación una lista común de tips publicados por diseñadores profesionales acerca de clientes, como evitar o solucionar aquellas problemáticas de una manera profesional.


1. Deseo de Grandes Diseños a Precios Baratos.

Como cada uno parece tener Photoshop y conocer a un diseñador hoy día, muchos clientes tienden a tener una idea mala de cuanto vale el diseño. Mientras puede ser razonable tener precios bajos cuando se comienza, cuando ya eres un profesional con experiencia y tu trabajo está bastante bien deberías elevar los precios (de manera coherente) lo cual hace valer tu tiempo.

Muchos clientes también tratan de externalizar sus proyectos a diseñadores no profesionales (solo ejecutantes de softwares) quienes manejan un concepto de precios bajísimo, pero debes mantener lo que vale tu trabajo y dedicarte a aquellos clientes que saben y conocen lo que vales. ¡Hazles saber por qué tú eres la mejor opción!.



2. Clientes que piden diseñar bajo especificaciones rígidas.

Algunos creen saber de diseño y no hacen más que perjudicar el resultado final. Cuidado con los requerimientos sin pago previo.

Esto sucede a menudo cuando los clientes quieren ver un diseño terminado antes de pagar. Deberías evitar hacer esto tanto como sea posible, pero a veces podría ser la única opción.

Has que tus clientes te elijan por tu portfolio y trabajos realizados no por un trabajo que ellos encargan sin pagar. Se cuidadoso de diseñar sobre la especificación de un cliente que no abona o adelanta un porcentaje del proyecto, hay estafadores que se quedan con tu idea y luego la utilizan (son pocos, pero sucede).



3. Pagos Lentos

Algunos clientes son notorios para pagar muy lento o nada. Es por eso que SIEMPRE debes requerir un pago al contado antes de que comience el trabajo. Para proyectos pequeños por lo general pido todo al contado y nunca envío los archivos finales hasta que yo reciba los últimos pagos.



4. No planifican el como se llevará a cabo el proyecto antes de comenzar.

Encuentro sumamente importante planificar hacia fuera un proyecto tanto como sea posible antes del trabajo de partida. Incluso si ellos tienen un plazo (una fecha límite) apretado. Después de que todas las reuniones y discusiones son hechas escriben encima de una estimación catalogando todos los detalles del proyecto, sus precios y términos.



5. No Dar al diseñador textos e Imágenes Necesarias.

Esto es probablemente uno de los hábitos malos más comunes de clientes. Trato de acentuar varias veces que requiero todos los textos e imágenes antes de comenzar y por lo general consiguen dármelo a tiempo. Asegúrate que sean los textos reales porque después estarás corrigiendo y escribiendo sobre el texto que no era, lo cual por lo general termina cambiando tu diseño original y perdiendo tiempo que nadie te pagará.



7. Forzar al diseñador a usar Logos Mal Diseñados y Otros Elementos.

Muchas veces los clientes te pedirán incluir logos preexistentes u otros elementos de diseño dentro del proyecto sobre el que trabajas. Tendrás que juzgar cuando y como discutir esto si sientes que esto hace daño al diseño total. ¡Debes lograr convencer a tu cliente que lo que le estas diciendo es lo mejor para él, al menos inténtalo!.



8. ¿Puedes hacer más grande esa tipografía?

Esto siempre está en conflicto entre diseñadores y clientes, incluso se ha hecho una especie de broma interna para diseñadores. Incluso Paula Scher comentó el tema llamado en sus libros, Lo hacen Más grande.



9. Petición de demasiadas Revisiones.

Ésto puede ser evitado fácilmente estableciendo una cantidad de revisiones y conceptos iniciales antes del comienzo de un proyecto. Asegúrate de conseguir esto por escrito o al menos respaldado en un correo electrónico donde ellos están de acuerdo con las especificaciones. Esto es más común en el diseño de logos e imagen corporativa (recuerda que si tu cliente no esta a la vuelta de la esquina es un gasto que debes considerar en movilizarte y en tiempo).



10. Petición para Trabajo Adicional sobre cierre del Original.

Éste puede ser bueno o malo. Es malo cuando se comete la frescura de pedir trabajo adicional sin querer pagar más, pero está bien si el acuerdo supone poner el precio que corresponde al trabajo adicional.



11. Nunca Disponibles para Preguntas o Mirar Muestras.

A menudo los clientes pueden estar sumamente ocupados y trabajando sobre múltiples proyectos al mismo tiempo. Como diseñadores es importante ser capaces de ponerse en contacto con nuestros clientes para mostrarles muestras, revisiones y hacer preguntas importantes.



12. Piden que el diseñador se haga cargo de cualquier error de impresión.

Muchos diseñadores manejan la impresión para sus clientes, pero trato de estar lejos de esto. He visto demasiado intento de clientes y tratando de responsabilizar al diseñador de una impresión vergonzosa cuando la supervisión de imprenta no estaba en el acuerdo inicial, además muchas veces la causa es debido a un error en el diseño final el cual puede ser causado muchas veces por la preparación de preprensa. Básicamente digo que puedo recomendarle imprentas y hacer una comprobación inicial de los archivos para asegurarme que están listos para impresión, pero si el cliente pide que te hagas responsable de la impresión PIDE UNA PRUEBA DE COLOR Y QUE EL CLIENTE LA FIRME FRENTE A TUS OJOS. Esto asegura que los 2 están viendo lo mismo y ese es el resultado que la imprenta debe asegurar.



13. Cliente No dispuesto a pagar por Gastos Adicionales.

Esto por lo general resulta mal si tienes gastos adicionales justo al final del proyecto. Otra vez este problema fácilmente puede ser evitado si especificas claramente lo que los gastos adicionales son o podrían ser. Esto puede incluir la fotografía, ilustraciones, gastos de supervisión de impresión y adelanto de honorarios.



14. Cancelar proyecto sin razón lógica aparente.

Si tu cliente decide terminar un proyecto deberías estar cubierto de algún modo. La utilización de un "contrato" (otra vez) es un modo simple de protegerse. Simplemente declara que si un proyecto es cancelado, facturarás por el trabajo completado hasta aquel punto (ni más ni menos). Si eres tu quien da término al proyecto deberías hacer lo mismo y devolver la diferencia si te han pagado más de lo que desarrollaste.



15. Pedir copiar un diseño existente.

Otra petición típica de clientes que no tienen una noción acerca de lo que es el diseño, es aquel que te pide un diseño IGUAL A UNO QUE VIO Y TE LO PASA PARA QUE REPLIQUES LO MISMO, por supuesto la mayoría de las veces ese diseño no se aplica o sirve para su negocio pero el quiere que lo copies, en otras palabras QUIERE EJECUCIÓN NO DISEÑO.


COMENTARIO:

NO VENDAS EJECUCIÓN, VENDE IDEAS, DISEÑO, ESTRATEGIA Y RESULTADOS INESPERADOS PARA TU CLIENTE, SI LO LOGRAS TE BUSCARA SIEMPRE, EXPLÍCALE, ENSÉÑALE Y MUESTRALE EL VERDADERO VALOR DEL DISEÑO DETRÁS DE UNA ESTRATEGIA.

BUENOS PROYECTOS VENDRÁN DE BUENOS CLIENTES...PUEDES HACER QUE UN CLIENTE MAS O MENOS SEA BUENO Y HACER QUE UNO BUENO SEA EXCELENTE, TODO DEPENDE DE COMO TE COMUNICAS Y LE MUESTRAS QUE ESTA INVIRTIENDO EN ALGO CONCRETO Y QUE LE AGREGARÁ VALOR.

SALUDOS.
MARIO FUENTES E.

No comments: