Friday, August 24, 2007

Las diez tendencias globales para el futuro

Estudio que la consultora McKinsey ha llevado a cabo con especialistas internos y externos de la organización, y entre más de 10.000 empresarios, que ha sido publicado en el diario económico.
Expansión.

La actividad económica se desplaza de manera dramática. La economía asiática alcanzará en 30 años el tamaño de Europa Occidental, desplazando a las industrias intensivas en mano de obra. Pero no se trata de mirar solo hacia Oriente. EE UU seguirá siendo el líder en crecimiento absoluto.

La sobrecarga en el sector público.
La actividad del sector público se dispara, siendo imprescindible obtener ganancias en productividad y encontrar salidas imaginativas para aliviar el consecuente incremento en el gasto.

A nivel de marketing, nace un nuevo tipo de consumidor. El número de consumidores activos en el mercado global se duplicará principalmente debido a China, India y Brasil. Se complica la tipología del consumidor por la proliferación de nuevos segmentos y la polarización en sus preferencias.

El consumo de recursos se dispara.
El crecimiento de la población y el desarrollo de las naciones emergentes aumentan la presión sobre los recursos naturales. Emerge la necesidad de incrementar la eficiencia, dando lugar a nuevas oportunidades de negocio.

La conectividad ha transformado nuestra manera de vivir y de interactuar. La incorporación de la tecnología a los hábitos de consumo es imparable. Por primera vez en la historia la distancia ha dejado de ser un obstáculo para las relaciones profesionales y sociales.

La volatilidad tanto de la oferta como de la demanda de talento aumenta. Las corrientes demográficas de los países desarrollados darán lugar a una disminución de la disponibilidad de personal cualificado provocando tensiones globales.

A la responsabilidad de las empresas con respecto a sus accionistas hay que incorporar la responsabilidad con la sociedad. Tanto consumidores como reguladores e inversores incorporan el comportamiento responsable en su evaluación de las empresas. La comunicación de su actividad social adquiere relevancia.

La estructura de las industrias y del capital de las empresas cambia de manera acelerada. Los ganadores necesitan convertirse en agentes modeladores de la industria, siendo la escala y la especialización objetivos imprescindibles.

La creciente complejidad del entorno requiere una sofisticación de los métodos de gestión. Los expertos en análisis serán imprescindibles, aunque no se debe olvidar la importancia de las relaciones humanas y la dependencia de la organización de los juicios de valor de sus integrantes.

El conocimiento es un factor cada vez más importante para las diferenciaciones de las empresas. La innovación se convierte en piedra angular del éxito corporativo y la colaboración con terceros, un requisito.

No comments: