Wednesday, August 01, 2007

EL FUTURO COMENZO AYER

¿QUÉ SIGNIFICA RFID Y CÓMO FUNCIONA?

RFID son las siglas de Radio Frequency Identification, que, traducido al castellano se corresponde con Identificación mediante Radio Frecuencia.


Las aplicaciones RFID se basan en el uso de las tecnologías basadas en la radio frecuencia para la identificación automática de objetos físicos. Esta tecnología se sustenta en el uso de etiquetas dotadas de un chip, llamadas transponder, así como también smart tags o etiquetas inteligentes.


En su apariencia física, las que se utilizan para identificar productos y mercancías son muy similares a un sello de correos metalizado. Gracias a la nanotecnología (asunto de nuestro próximo Informe Especial), contienen en su interior un chip de hasta 512 bits de memoria y una antena sensible a las ondas de radio. Pueden comunicar a cierta distancia los datos que contienen sin necesidad de batería o corriente continua, así como tampoco requieren de un lector óptico, como sucede en la actualidad con los códigos de barra.


En otras palabras, pueden identificar con total precisión y detalles el objeto que las lleva sin necesidad de contacto físico o visivo con algún otro dispositivo o equipo. Cada etiqueta contiene un número de serie único, lo que permite identificar y controlar individualmente el objeto que la lleva.


En el caso de los supermercados al que nos referimos antes, cada producto, al ser introducido en el carrito “inteligente” comunica todos los datos pertinentes y, a su vez, el carrito se comunica con el centro informático del establecimiento.


En la actualidad, existen varios tipos de etiquetas RFID:

Pasivas. Requieren de una fuente de energía externa. Sólo se activan al reflejar la energía de las ondas de radio del lector. Tienen un menor coste, pero también un menor rango de lectura. Pueden ser desechables.


Activas. Poseen su propia fuente de energía y pueden leer y emitir por si mismas. Su actividad está limitada por la capacidad y duración de la batería. Tienen un mayor coste que las pasivas, pero tienen un mayor rango de lectura y capacidad de memoria. Tiene una mayor funcionalidad; pueden, por ejemplo, medir la temperatura, humedad, luz, y similares.


Sólo lectura (Read only). Una vez programadas, su información es inalterable.

Regrabables (Read/Write). Permiten actualizar o agregar información. Se utilizan en situaciones en que es necesario tratar con información variable.

En el caso de la etiqueta más sencilla, la pasiva, el proceso es el siguiente:

(1) La etiqueta entra en el campo de radiofrecuencia (RF) del “lector”,
(2) la etiqueta se activa como reacción a la RF recibida,
(3) la etiqueta transmite su código de identificación (ID) y los datos que han sido grabados en ella,
(4) el lector captura los datos,
(5) el lector envía los datos al ordenador o computadora, que determina la acción a ejecutar,
(6) el ordenador o computadora puede enviar nueva información o una orden al lector que, a su vez, los puede transmitir a la etiqueta.


Se trata, pues, de una solución tecnológica que permite la comunicación entre objetos (productos, por ejemplo) y máquinas (ordenador o computadora), de forma automática y sin intervención humana.


En otras palabras, los productos, objetos y máquinas “hablan” entre si. Es lo que se conoce como M2M o machine-to-machine.


Las aplicaciones RFID es una de esas áreas en las que se puede afirmar, sin temor a dudas, que “el futuro comenzó ayer”. Los primeros usos de la RFID se remontan a casi 70 años atrás. En 1940, el ejército de los EEUU. la utilizó para reconocer sus propios aviones y evitar el “fuego amigo” desde tierra. En 1969 se otorga la primera patente RFID, utilizada para identificar locomotoras. En los años 80, se populariza su uso, en especial en las cadenas de fabricación de automóviles. En esos mismos años se comienza a utilizar en Europa para la identificación del ganado. En los años 90, la miniaturización del sistema RFID permite su difusión actual. Así, por ejemplo, en el año 2006 se vendieron más de mil millones de etiquetas RFID, con un incremento de un 60% sobre el 2005.
El concepto básico para la aplicación del RFID es el de trazabilidad; es decir, la capacidad para dar seguimiento a los movimientos de productos, piezas y objetos diversos, a través de toda la cadena.
Después de esta panorámica de la tecnología RFID y sus aplicaciones, ha llegado el momento de que usted se plantee las preguntas clave para su empresa:
- ¿De qué forma la tecnología RFID afectará, directa o indirectamente, el sector de negocios en que opera mi empresa?
- ¿Cuáles serán sus consecuencias más importantes en nuestras operaciones, nuestras posibilidades de crecimiento, el futuro de nuestra organización?
- ¿De qué formas podremos resolver los problemas que nos planteará?
- ¿De qué forma podemos aprovechar a nuestro favor sus efectos positivos?
© Copyright: RGPymes.com, 2007

1 comment:

Camiseta Personalizada said...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Se você quiser linkar meu blog no seu eu ficaria agradecido, até mais e sucesso.(If you speak English can see the version in English of the Camiseta Personalizada.If he will be possible add my blog in your blogroll I thankful, bye friend).